Follow by Email

martes, 16 de febrero de 2010

El Pampa


Viene rodando rodando
Como un guijarro que rueda
Rodando por la vereda
La pezuña del caballo


Era un sangre pura bayo
Con las patas derechitas
Y tenía una manchita
Blanca muy blanca en la frente


Se paraba de repente
Y empinaba las orejas
Y con su cola bermeja
Se espantaba los mosquitos


Cuando le pegaba el grito:
Pampa! Se revolvía
Y en sus ojos la alegría
De lejos se le notaba


Hoy que ya no queda nada
De aquel tiempo clina al viento
A veces creo que lo siento
Relincharme por azúcar

No hay comentarios: