Follow by Email

jueves, 3 de junio de 2010

Ya no soy creyente


si Tú eras el árbol, yo era la brisa
Y si eras la estrella, celeste de plata
que en la madrugada su brillo delata,
mi verso era noche de negra ceniza
.
Tu eras flor silvestre que flota indecisa
solo a su capricho haciendo su camino
y yo era el tranquilo arroyo cristalino
que fluye cantando sin pena ni prisa
.
yo era de atalayas, bordes de cornisa
para ver de lejos tu mirada ardiente
sin que tu lo sepas, como un delincuente
espiando tu cuerpo, tu voz y tu risa
.
Yo era, te lo juro, ...pero esta premisa
se ha quedado corta, que ya voy disperso
que ya no me brotan, como antes, los versos
Ya no soy creyente, ya no voy a misa

No hay comentarios: