Follow by Email

sábado, 8 de enero de 2011

Acecho dos

como un reflejo entre los pinos
de un sol brillante al mediodía
ya desde lejos te veía
esos ojazos cristalinos
.
y mis deseos clandestinos
se hacen mas fuertes cuando pasas
al rojo vivo como brasas
al pendular de tu cadera
cogiendo el ritmo de la acera
mentón altivo, erguido pecho
frente al portal donde te acecho
con el sigilo de la fiera
.
tenaz vigilia, larga espera
verte pasar, fugaz momento
mitad placer, mitad tormento
Y ni siquiera, me has mirado!

No hay comentarios: