Follow by Email

lunes, 1 de abril de 2013

Correr de nuevo

cuando se pianta la tarde
fugándose cobarde el sol
dejando en el arrebol
la huella de su perfidia

siento una especia de envidia
de ese andar interminable
en la quietud insoportable
que me tiene, aqui , anclado

los años que han pasado
nunca transcurren al cuete
pero siento que mi flete
se siente inquieto y nervioso

su corazon generoso
me pide rienda, que vuele
que mi hielo se deshiele
y ese fuego vuelva a arder

tengo ganas de correr
aunque ya no tenga aliento
sentir las clinas al viento
por una última vez
(o dos)

No hay comentarios: