Follow by Email

sábado, 22 de junio de 2013

Betty

Fue una vez, que no era
negro piano como un toro
con sus bisagras de oro
y sus teclas de arlequín

y ese lindo rintintín
de las chispas de sus dedos
que me alejaban los miedos
y acercaban el soñar.
................................

mirar, oír y callar
Beethoven, Motzart,Chopin,
que le sentaban tan bien
a mi breve juventud
..........................................

ahora siento una inquietud
por saber donde estará,
por que cielo volará
dulce  paloma morena
....................................

y cuando tengo una pena
(verás parece mentira)
como cabra al monte tira
mi corazón hacia el piano

lo busco como el gitano
que se arrima a su guitarra
cuando el dolor que le amarra
se empecina en no aflojar
........................

Pero un dia ha de llegar
si no se corta mi aliento
que echaré velas al viento
para cruzar ese mar

para volverte a mirar
por lo menos una vez
con ojos de la niñez
en el recuerdo de siempre




No hay comentarios: