Follow by Email

domingo, 30 de agosto de 2015

la cajita de madera


en una caja de madera
sencilla y del montón
guardo la mejor emoción
de toda mi vida entera

alli en su sarcófago marrón
en esa oscuridad,
por siempre preso
guardé una vez, mi corazón

lo guardé porque alli,
dorado y quieto
descansa hace tiempo muy discreto
mi otro corazón,

A veces, muy a veces,
cuando el brillo de la luz
de la tarde me lastima
con el eco de su voz,

abro la caja y alli,
el latir de mi pecho escucho claro
un brillo me recuerda el de sus ojos
y parece sonar una canción

No hay comentarios: