Follow by Email

domingo, 6 de diciembre de 2015

Naufrago

uno navega la vida
envuelto en la bruma
en un barco de luna
que va siempre a la deriva

Y a veces el buen rumbo
equivocas y naufragas
y nadas, nadas, nadas
hasta una playa desierta

con las manos casi yertas
del frio y de la fatiga
el cansancio que te hostiga
a punto de desfallecer.

...y aparece esa mujer;
en el medio de la nada
con un sol en la mirada
y dos rosas en sus pies

y navegas otra vez
tienes barco, tienes viento
aunque te falte el aliento
que tuviste alguna vez

(el hombre que sabe ver
verá, segun mi experiencia
cuando se halla en la presencia
de alguna hermosa mujer)


No hay comentarios: