Follow by Email

sábado, 7 de enero de 2017

Mas Dolares

no hay en este mundo placer que se compare
al placer muchas veces no fortuito
(que además no resulta ser gratuito)
de acostarte otra vez con tu ex-mujer
.
Tu ya sabes muy bien lo que le gusta
y siempre hay un rayo de esperanza
aunque ese sentimiento nunca alcanza
ni te sirve en absoluto para nada
.
bueno, eso a ti, pero a ella...
una forma de hacer camino nuevo
y añadir un candadito para huevos
y sacarte algo mas si se pudiera
.................................

esta cruel confesion que uno me hiciera
en oscuro rincon. igual que el tango
me hizo acordar del negro fango
que me toca remover de vez en cuando

No hay comentarios: