Follow by Email

domingo, 29 de septiembre de 2013

Señora Mía

me han dicho señora mia
que no recuerda mi nombre.
Ni las cosas que suceden
entre una mujer y un hombre
cuando Don Amor se adueña
de dos corazones nobles

Señora, que no se doble
cual junco de la ribera
la palabra que dijera
con suspiro entrecortado
a su eterno enamorado
aquella noche de luna

sin haber firma ninguna
en escrito, ni testigos
ni siquiera algun amigo
que de fé de aquellos hechos
Señora, me duele el pecho
que no recuerde mi nombre

No hay comentarios: